Colorfud

Colorfud son muchos restaurantes, en uno sólo.

AÑO
  • 2018
ESPECIALIDAD
  • Diseño de Interiores
  • Estrategia de marca
  • Identidad de marca
SECTOR
  • HORECA y Alimentación
Colorfud es un restaurante para el estímulo. Diferentes inputs se combinan con coherencia para despertar en el cliente sensaciones variadas, teniendo como base el color y la comida.
El nombre nace de la combinación Colorful+Food (vistoso, llamativo, lleno de color + comida). El resultado es un lugar en el que tanto la decoración como los platos están llenos de color, teniendo un profundo storytelling que el cliente irá descubriendo a lo largo de su estancia en el restaurante.

Leer más

Los colores han sido seleccionados con cautela por la diversidad de funciones que cumplen.

Psicología del color:

Para la elección de colores, hemos tenido en cuenta que todos ellos, en mayor o menor medida, estimulen el apetito o cualquier otra sensación que beneficie al restaurante de manera que generen más ventas y por tanto más rentabilidad en el negocio.

En cuanto a psicología del color, estos son los motivos de nuestra selección.

Rojo: estimula el apetito y provoca que comamos más.

Amarillo: transmite energía, juventud, y acelera el cerebro, lo que favorecería la rotación del restaurante. Hemos optado por rebajar intensidad dando un toque más oscuro y un ligerísimo giro hacia el rojo para llevarlo hacia el ocre en lugar del amarillo puro.

Verde: relacionado con la naturaleza y la comida sana, es un color que favorece la relajación, lo que provoca sensaciones diferentes a las de la zona amarilla.

Blanco: El blanco da sensación de pureza, limpieza, futuro y paz.

Otros aspectos sobre la psicología del color:

Aunque hay cuatro zonas, las sensaciones que producen se pueden agrupar en dos, de manera que la roja y la amarilla, más activas y enérgicas, se sitúan en la diagonal más cercana a la barra y a la pared, destinándose a un público de media edad, mientras que las más relajadas (verde y blanca) están en la diagonal contraria, al fondo del restaurante, teniendo como público una franja de edad algo más madura. Esto provoca que en un mismo restaurante se puedan sentir sensaciones diferentes, teniendo la posibilidad de tener un público más variado sin llegar a ser “generalistas”, y consiguiendo ampliar el espectro del cliente al que el restaurante se dirige.

 

Representación de países:

Cada color representa un país concreto, lo que convierte a éste loca en 4 restaurantes en 1. Estos países no serán sólo representados a nivel de interiorismo (zonificadas con cambios de pavimento, techo, paredes, mobiliario y elementos decorativos), sino también en su cocina, de modo que habrá 4 estilos de cocina para ofrecer al cliente. No hay nada común entre una zona y otra. Los países representados son los siguientes:

Rojo: MÉXICO: Por el tono de su bandera, su clima, la calidez de su gente, y el uso de la guindilla y el picante en su comida, el rojo será el país que mejor le representa.

Amarillo: SENEGAL: Inspirado en los paisajes áridos y desérticos de Dakar, el amarillo/ocre representará a este país.

Verde: INDONESIA: La exuberante vegetación de Indonesia nos lleva al verde.  El hecho de que algunos de sus platos se sirvan en una hoja de platanera refuerza aún más el color.

Blanco: JAPÓN: No sólo por el color de su bandera, sino también por el uso de arroz blanco en muchos de sus platos, la cima de Monte Fuji siempre nevada, la limpieza casi inmaculada de su cultura y su sociedad y el blanco de los cerezos en flor, nos hacen que relacionemos el blanco con este país.

Otros aspectos a tener en cuenta sobre la representación de países.

Para acentuar la pertenencia a un país de una determinada zona, se harán pequeñas representaciones del mismo sin ser demasiado evidentes o abusivas. No queremos que todos de una zona sean típicos de cada país, ya que se pretende transmitir que la mezcla de culturas enriquece y crea belleza. Por eso, los guiños a cada país son elementos como el cerezo en flor de la zona japonesa, la vegetación del techo de Indonesia, los patrones textiles africanos y la imagen de la chica en Senegal, o la mosca con sombrero mexicano para México.

Zonificación:

Las 4 zonas, con 4 estilos decorativos diferentes, convierten al local en 4 restaurantes en 1, lo que puede generar en el cliente la sensación de visitar diferentes restaurantes aunque siempre sea el mismo.

Debido al tamaño del local, se optó por zonificar en suelo paredes y techo, evitando divisiones verticales que harían el espacio más rígido, compartimentado y pequeño.

Otro de los aspectos que hemos tenido en cuenta es ajustar el grado de formalidad-informalidad. Al ser un restaurante de un hotel, el público al que se dirige supera los 30 años. Esto provoca que aunque la apuesta por el diseño sea fuerte, se respire un aire premium y elegante. La mezcla de texturas, patrones, colores y elementos, aunque parecen aleatorias, están pensadas para generar un ambiente maduro y un cliente con un poder adquisitivo medio-alto o alto.

En conclusión, el objetivo del diseño del restaurante es ofrecer novedad y variedad al cliente en varios ámbitos, de modo que atraiga a diferentes públicos que repitan sin sensación de aburrimiento o de estar siempre en el mismo lugar.

Equipo
  • Miguel Angel Mayo
  • Angel Espinosa
  • Nacho Reina
Trabajo
  • Diseño de Interiores
  • Estrategia de marca
  • Identidad de marca
Sector
  • HORECA y Alimentación